¿Invertirías a ciegas tu ultimo dinero?

En todos los negocios existen una serie de riesgos empresariales que generar una incertidumbre a la hora de intentar crecer o intentar plantear soluciones a los diferentes problemas que se plantean en el día a día. Cada una de las decisiones que se toman en una empresa, sin importar la importancia que tengan, posee un riesgo para la empresa. Además, no solo hay riesgos en nuestras decisiones, sino que existen riesgos para las empresas que provienen del medio en el que viven, que no pueden controlar, pero que sí pueden intentar minimizar.

En México de acuerdo al INEGI aun cuando existen un poco más de 5 millones de empresas activas resulta que en los últimos cinco años han quebrado más de 1 millón y medio de empresas y se han dado de alta un poco más de millón y medio. La cantidad total de empresas crece ligeramente, pero algo no están haciendo o están haciendo mal las empresas por lo cual hay tantas quiebras.

Dentro de los riesgos estratégicos comunes de las empresas PyMES que hemos identificado al paso de los años son:

  • Problemas financieros. Debido a falta de ventas, exceso de costos y gastos, incremento de inventarios, competencia desleal, guerras de precios, falta de diferenciadores, poca liquidez o insuficiencia de líneas de crédito, la falta disponibilidad de recursos económicos impide el afrontar los compromisos presentes y futuros de la empresa.
  • Procesos deficientes. Debido a la falta de eficiencia, a la burocracia, al rezago técnica, humana y tecnológica, productividad de los competidores originan pocos resultados de los procesos comerciales, operativos, logísticos, administrativos, humanos o tecnológicos.
  • Gente incompetente. Debido a una deficiente contratación, a la poca o inefectiva capacitación, al mal clima laboral, a la mala actitud del personal, a la insuficiente contraprestación de sueldos, negligencia directiva o a la contaminación de la cultura organizacional origina no contar con la gente adecuada para ejecutar excelentemente cada proceso.
  • Tecnología obsoleta o inadecuada. Debido a poca inversión tecnológica en maquinaria, equipo, software y hardware, a la desactualización de los equipos, a la sobredepreciación de la maquinaria y a falta de incorporación de tecnologías de información y comunicación se genera en sus procesos un rezago tecnológico que impide generar productos de calidad, altos volúmenes de producción y alta productividad.
  • Futuro incierto. Debido a la falta de planeación estratégica, al rediseño de la estrategia empresarial, a renovación del modelo de negocio, a la falta de visión estratégica, a la falta de manuales de políticas y procedimientos, a la falta de incorporación de normativas internacionales, a la demora en la reacción a las tendencias económicas, políticas y sociales originan que solo se ordeñe la vaca y se olviden de tener más vacas.

Pues, así como hay una gran gama de enfermedades y tipos de doctores y tipos de tratamientos así tiene que ser la solución para cada organización. Ya con un diagnóstico correcto y con un consultor correcto la terapia de rehabilitación deberá ir mitigando los riesgos correspondientes de nuestras tan queridas y necesitadas empresas PyMES.

5 riesgos críticos para tu empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *