¿Por qué necesitas un asesor financiero?
Un asesor financiero es una persona que lo ayudará a alcanzar muchas metas financieras
y dependiendo de su situación, puede ser un gran beneficio. Su asesor financiero debería
ser una persona con la que debería desarrollar una relación de confianza y respeto
mutuo.
Este profesional le podrá ayudar en muchos aspectos:
▪ Evaluar su situación financiera actual, incluyendo sus ingresos, inversiones, cobertura de
seguro, impacto de los impuestos, beneficios para empleados, estado de su negocio, así
como la necesidad de testamentos y las designaciones de beneficiarios.
▪ Establecer metas que son ambiciosa y razonables para su situación, como ahorrar para
su retiro o la universidad de sus hijos.
▪ Evaluar con frecuencia cambios en sus circunstancias personales (nacimientos,
matrimonios, divorcios, fallecimientos) y asegúrese de que estos cambios se tomen en
cuenta.
▪ Repasar los rendimientos de sus inversiones actuales y evaluar su impacto en su plan
de retiro.
▪ Desarrollar un plan comprensivo para lograr sus metas financieras.
▪ Asistir en la implementación del plan, monitorear el éxito y ajustarlo en base a los
cambios en el mercado y su situación personal.
Actualmente, tanto las empresas como las personas físicas, deben contar con un
buen asesor financiero que les brinde soluciones de acuerdo a los objetivos
financieros, que entienda su perfil y que determine el tipo de riesgo que debe asumir
su cartera y la estructura de la misma.
Los actores que intervienen en una cartera de inversión son: asesor financiero, los
activos financieros y la entidad que custodia a estos activos, y debe haber una
buena relación de independencia y especialización entre los 3 elementos.
En lo que respecta al asesor financiero, debe dar los mejores consejos posibles.
Tocante a los activos (productos emitidos por una entidad) se deben dedicar
exclusivamente a la producción de éstos y no debe tener otra actividad como:
broker, red de distribución comercial, asesoramiento, o inversiones por cuenta
propia. Y finalmente, la entidad, no debe tener otra actividad, excepto la de
custodiar y velar por la seguridad de los activos financieros.
Esta separación de funciones tiene como objetivo el evitar los conflictos de
intereses entre las tres funciones: asesoramiento, custodio y producto de inversión.

Un asesor financiero puede añadir una nueva perspectiva valiosa a su propio punto de
vista. Si usted no siente que necesita la ayuda de un asesor financiero ahora, algo podría
suceder en el futuro que lo requiera. Por ejemplo, si hereda una gran fortuna o tiene
planes de vender su negocio y no está seguro de cómo manejar la situación. Las
decisiones que tome ahora son fundamentales en las consecuencias a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *